lunes, 13 de junio de 2011

Crónica del Casa Asia Film Week - Día 4



Llegamos al último día de la primera edición del Casa Asia Film Week, y como ha sido habitual hasta ahora hemos llenado nuestras retinas de cine. En esta ocasión con dos comedias románticas que vimos juntos, Hello Stranger, Don't Go Breaking My Heart, y dos de acción, separados, Daniel con The Stool Pigeon y yo con la pendiente The Man from Nowhere.



Dos jóvenes tailandeses, un hombre y una mujer, se encuentran en Corea del Sur mientras disfrutan de sus respectivas vacaciones. Deciden hacer juntos un tour por Corea mientras mantienen sus nombres en secreto el uno al otro.

Una sorpresa esta Hello Stranger, una película sobre dos extraños de la misma nacionalidad en un país extranjero que por vicisitudes de la vida acaban viviendo unos inolvidables días juntos. Repleta de un humor muy locuaz y, en algunas ocasiones, de sal gruesa, el carisma de los personajes es arrollador desde las primeras escenas. Pero a medida que avanza el metraje se pierde la esencia de ese humor derivando hacia una comedia romántica que fagocita lo que hasta entonces había sido diversión continua, muy cercana a la parodia de, precisamente , las comedias románticas a semejanza de propuestas occidentales anteriores. Pero a pesar de este pequeño bajón, no consigue que olvidemos el restante metraje, y eso que es largo, unos 130 minutos, que pasan en un suspiro en una de las mejores comedias románticas vistas desde hace tiempo, de la mano de Banjong Pisanthanakune, ahora en solitario y alejado de sus habituales películas de terror demostrando su versatilidad cinematográfica



Cheng Zixin, guapa, economista y sufriente (la ha abandonado el novio) es cortejada por dos chicos, uno millonario, ligón… y sin ella sospecharlo, pronto también su jefe; el otro, bohemio, bebedor y talentoso (un arquitecto de fama mundial que se está tomando un tiempo para meditar) que le salvará la vida de forma accidental. La decisión final estará en sus manos: ¿el jefe seductor y apasionado que tiene una debilidad por las mujeres o el arquitecto serio y romántico que le ofrece amor eterno?

La siguiente propuesta, de nuevo, una comedia romántica, al contrario que la anterior, tenía menos comedia y más romance. En este triángulo del que, como mandan los cánones, no sabremos el desenlace hasta el final, que nos lleva desde Hong Kong a Suzhou, nos encontramos con la sufrida chica enamorada del playboy encarnado por Koo y pretendida por Wu, un hombre mucho más formal. ¿La decisión es fácil?, tal vez, pero en el amor siempre hay matices (y más en el cinematográfico). Narrada de una manera clásica, con el toque Johnnie To en algunas escenas clave como aquella en la que los tres personajes se miran desde los dos edificios, la película no escatima en medios siendo una producción a todo lujo, máxime cuando los personajes principales gozan de una estupenda posición social y económica. No es más que correcta y entretenida pero se beneficia de la ligereza de la que se nutren todo este tipo de películas hasta el final un poquito desconcertante pero que no conviene desvelar por aquí. Desde luego, no es una de las mejores propuestas de To pero sirve para descubrir otra de sus facetas alejada de su cine más conocido, pero igual (o más) de taquilleras en su Hong Kong natal.


Foto: Asia Cine

Foto: Asia Cine

Foto: Asia Cine

Mientras yo me dirigía a ver The Man from Nowhere, que no comentaré ya que estoy completamente de acuerdo con la reseña que hizo Daniel en la segunda jornada, Daniel hizo lo propio con The Stool Pigeon y la gala de clausura que precedía a la película. Fue en esta gala de clausura cuando se entregó el primer Premio Casa Asia Film Week al drama chino Buddha Mountain. El jurado decidió otorgar el premio a la película por por la capacidad de la directora Li de plasmar el sentir de la juventud china contemporánea, por haber conseguido una pieza de cine viva sin caer en excesos aleccionadores y por retratar una serie de personajes de diferentes generaciones que buscan enraizarse en un país en constante transformación.



El detective Don Lee aconseja a sus alumnos de la Academia de Policía que no se involucren emocionalmente con los chivatos que utilizan para capturar a los criminales de alto rango: no es para menos, ya que Lee condujo a la desgracia al suyo propio años atrás y nunca se lo ha perdonado. No es el único trauma que Lee tiene respecto a su pasado, puesto que a su vez mantiene una pesada carga de conciencia sobre su matrimonio. Su obsesión actual es su trabajo, actualmente centrado en la misión de atrapar al traficante de armas conocido como Barbarian, pero para conseguirlo deberá de nuevo trabajar con un chivato infiltrado. El elegido es el ladrón de coches conocido como Fantasma Jr., al cual inicialmente le repugna la idea de trabajar para el cuerpo policial, pero se verá obligado a ello si quiere salvar a su hermana del mundo de la prostitución. Una vez dentro, Fantasma se verá cada vez más cercano a Dee, la novia de Barbarian.

Interesante la nueva película de Dante Lam. El público ha salido de la sala con la opinión mayoritaria de que era una gran película. ¿A mi gusto personal? pues esta bien, es entretenida, con un muy buen final, pero con un pequeño detalle en él que se me hace poco creíble, con unas buenas actuaciones de su reparto y una buena dirección de Dante Lam. Entonces, ¿por qué no me ha entusiasmado como a la mayoría? pues porque me suena a ya visto, a más de lo mismo, no me aporta nada nuevo. Para mi, y eso que quede bien claro que es una apreciación muy personal, la mayoría de películas de acción de Hong Kong son bastante interesantes, pero a la vez bastante repetitivas, y el problema que yo creo es que hace 20 años encontraron la receta mágica y no la han querido dejar, con el evidente desgaste que esto significa. La cuestión es que cogen unos gangster (o triadas), la policía, cuatro tiroteos, una persecución y una historieta de amor y ya tienen la película. Claro, siempre le ponen historias diferentes, por eso algunas consiguen salirse de la media y ser magistrales, pero es como si cada día comes carne, pollo o pescado, pero siempre la adobas con cebolla, pimienta negra y salsa de tomate, el regusto que te queda es siempre el mismo. Eso si, a los fans del género les encantará la propuesta.

Pues con esta crónica acabamos la cobertura de este primer Casa Asia Film Week, un estupendo festival que nos ha traído muchas e interesantes propuestas de un cine que no tenemos, en su gran medida, oportunidades de ver en España y unas interesantes actividades complementarias con Portal Asia. Desde aquí queremos agradecer la amabilidad, la gran disposición, y también que hayan apostado por organizar este festival, a todo el equipo de Casa Asia, a Ángel Sala y Mike Hostench, del Festival de Sitges y a Enrique Garcelán y Gloria Fernández de CineAsia. A todos ellos nuestras felicitaciones y esperamos volver el año que viene con una segunda edición que será aún mejor

5 comentarios:

David Amorós dijo...

Como siempre unas crónicas excelentes que son indispensables para el que quiera saber que se ha cocido en el festival. Como en este caso he ido muy poco me han servido de mucha ayuda. Un abrazo.

Edgar Morton dijo...

Muchas gracias, David, me alegro de que te sirvan de ayuda. Una lástima que no hayas podido ir mucho porqué ha habido algunas propuestas muy interesantes. Esperemos que, además de las ya confirmadas en cine y DVD en España, nos puedan llegar en breve otras que se lo merecen.

Un abrazo.

Mario dijo...

Hola Edgar, ya había visitado cine latino de Daniel que se ve muy bien pero no había visto éste espacio de cine asiático, David puso un enlace y aquí estoy conociendo tu bitácora, leyéndote me ha gustado lo escrito, las tres me han dejado curioso, "Hello Stranger", "Don't Go Breaking My Heart", y "The Stool Pigeon", la última dices que es más de lo mismo y la segunda como que no es lo mejor del director de esa realización pero he sentido agrado por las tramas, creo que el cine de acción principalmente siempre tiene un arduo trabajo en mostrar algo novedoso por lo que es muy popular, sobre la elección de la mujer en la comedia romántica me parece que a muchas veces uno se enamora de la persona menos pensada y explotar ese matiz realista me ha creado expectativa. Trataré de recordarlas. Un abrazo.

Mario.

Edgar Morton dijo...

Hola, Mario. Gracias por tus palabras. En cuanto a las películas, pues Daniel fue el que vio The Stool Pigeon y sí, le pareció más de lo mismo. En cuanto a Don't Go Breaking My Heart no es de lo mejor de To, pero aún así se ve con agrado. De todas maneras si solo lo conoce uno por sus películas de acción esta es una manera de conocer otra faceta suya. Y en la taquilla de Hong Kong ha sido un bombazo.

John.

Daniel Gálvez Casas "Pappoe" dijo...

Hola Mario. Yo en caso de que quisieras ver este johnnie To diferente, el de las comedias románticas, te aconsejaría dos de muy buenas, Turn Left, Turn Right y Yesterday Once More. Un abrazo.