jueves, 9 de junio de 2011

Crónica del Casa Asia Film Week 2011 - Gala de inauguración y Reign of Assassins


Foto: Asia Cine

Con un ligero retraso en la inauguración, por fin han comenzado las proyecciones del Casa Asia Film Week, el festival asiático de Barcelona de nuevo cuño que podemos disfrutar desde hoy y hasta el domingo en los Cinemes Girona de Barcelona.

La gala inaugural ha sido dividida en dos partes, la primera ha tenido como protagonistas a los miembros visibles del festival, Mike Hostench y Ángel Sala, subdirector y director del festival de Sitges y programadores aquí, Menene Gras, directora de exposiciones de Casa Asia y del festival, y Enrique Garcelán de CineAsia y coordinador del certamen junto a su compañera Gloria Fernández, ausente ayer. Cada uno en su turno de palabra ha agradecido el apoyo y el gran trabajo de todo el equipo, desde el primero hasta el último y su deseo de que el festival sea un gran acontecimiento en Barcelona.


Foto: Asia Cine

Tras el turno de palabra de los organizadores, la representante del Hong Kong Trade Development Council, organismo patrocinador del festival ha tomado el turno de palabra, y acto seguido, Anna Martínez, secretaría general de Casa Asia, ha hecho entrega a Ann Hui del Primer Premio Honorífico Casa Asia Film Week.



Una vez terminada toda la gala ha llegado el turno del cine, y la primera película inaugural ha sido Reign of Assassins, co-producción entre China continental, Hong Kong y Taiwán. Dirigida por el taiwanés Su Chao-Bin y co-dirigida (o al menos está acreditado en esta tarea) por John Woo, Reign of Assassins es un wuxia ligero y entretenido pero con varios fallos de ritmo y un humor bastante pobre en su parte final que desentona con la narración clásica de la que gozaba.



Xi Yu es una de las asesinas de la banda de la Piedra Oscura, que abandona tras matar al primer ministro Zhang y a su hijo Renfeng y llevarse los restos de un monje indio momificado que poseían y que dará grandes poderes a quien los posea. Tras someterse a un cambio de cara comienza una nueva vida bajo el nombre de Zen Jing. Incluso acaba casándose con un mensajero, Jiang A-sheng y viviendo una vida feliz. Pero la Piedra Oscura y otros que también anhelan los restos del monje volverán a aparecer en su vida.



Ese es, en resumidas cuentas, el argumento principal de la película, la conjunción de varios personajes, cada uno con sus habilidades marciales que confluyen en luchas y traiciones entre unos y otros. La lástima es el desaprovechamiento de algunos personajes, como el mago, muy interesante pero poco desarrollado, en contraste con la asesina de maridos, tampoco digamos muy desarrollado el personaje pero si sus demasiadas apariciones en pantalla con la poca entidad que representa. O el humor que asoma en la recta final y la motivación del villano, innovadora pero inadecuada viendo como iba la película. Michelle Yeoh correcta, como casi siempre, aunque personalmente me quedo con la belleza de Kelly Lin (ella antes de la operación). En fin, una película pasable que se deja ver, que falla en descripciones de personajes, con un reparto solvente y una acción suficiente para la película.

Hoy continua el festival con un buen número de películas. En Asia Cine nos dividiremos el día de hoy y cada uno veremos diferentes propuestas. Próximamente la crónica del segundo día.