sábado, 29 de septiembre de 2018

Crónica Lychee Film Festival 2018 - 2ª parte




Terminamos la crónica del Lychee Film Festival con la sección retrospectiva llamada Love in the 90s y que se centraba en su mayoría en producciones realizadas en los años noventa, salvo excepciones.

La primera de ellas fue sin duda la mejor, la ya mítica producción hongkonesa Comrades: Almost a Love Story, dirigida por Peter Chan protagonizada por dos grandes del cine hongkonés como son Leon Lai y Maggie Cheung. En esta historia de encuentros y desencuentros, amistad y amor, compromiso y lealtad, no falta prácticamente de nada. La historia comienza con un inmigrante continental llegando a Hong Kong sin hablar ni una palabra de cantonés y que se hospeda en el burdel que regente su tía, quién ya lleva muchos años viviendo en la colonia británica y que está obsesionada con Wiliam Holden, al que asegura haber conocido y vivido un romance. En Hong Kong conoce a otra continental, aunque cantonesa, y juntos comienzan una amistad que transita por diferentes estados. La película, realizada poco antes de la devolución de Hong Kong a China por parte del gobierno británico también transita por ese miedo al mañana que había de llegar pero sin cargar las tintas ni ser de trazo grueso como varias de las películas de la época. Una verdadera gozada incluso en su desenlace que tiene lugar en Nueva York.


Ann Hui fue la protagonista de la segunda película de la retrospectiva. Se presentó una película suya de 1997, Eighteen Springs. Una película sobre la que no se debería poder decir nada malo ya que técnicamente es impecable y las actuaciones muy correctas. Un melodrama clásico que consiguió siete nominaciones en los premios del cine de Hong Kong pero que a mi se me atragantó. Justo es resaltar que no comulgo con los melodramas con tanto sufrimiento por parte de los personajes y en esta película además acabé saturado y aburrido en algunos pasajes a pesar de que apenas superaba por poco las dos horas.

Cambiando de tercio y de cinematografía nos fuimos a Taiwán o más bien de vuelta a Nueva York para que Ang Lee nos contara una historia protagonizada por una pareja gay años antes de hacer lo propio en la famosa Brokeback Mountain. Un joven de origen taiwanés vive junto a su novio estadounidense con quién tiene una vida feiz. Pero su familia se empeña en que se case cy urde un plan para que le dejen tranquilo, casarse con una inmigrante china que necesita la tarjeta de residencia. Con lo que no cuentan es con que los padres de él viajarán desde Taiwán para asistir a la boda. A partir de ahí se encontrarán en un enredo del que no sabrán muy bien como salir, lo que incluye una boda multitudinaria. El banquete de boda es un canto a la tolerancia, a vencer los estereotipos rodeándola de comedia a veces, de drama otras y todo ello dentro de un equilibrio con un reparto que cumple con creces y resulta muy convincente.


En Suzhou River vivimos una extraña historia de amor ¿a tres bandas? Durante gran parte de su metraje la película consigue crear un ambiente de espejos en los que no se puede dar nada por supuesto. Cuatro personajes ¿o son tres? en dos relaciones que acontecen casi al mismo tiempo y que estimulan la imaginación. Mucho mejor durante su primera mitad en la que todo es algo fantasmagórico y menos realista acaba bajando enteros debido a su resolución mucho más convencional y que cambia algo el sentido de la película.

La penúltima película del festival fue Dust in the Wind, de Hou Hsiao-hsien. Y de nuevo el mismo problema con el director taiwánes y  es que su cine me gusta desde un punto de vista conceptual. Los temas de los que habla, el contexto histórico y social o su dominio del encuadre. Pero todo ello palidece ante el gran sopor que me provocan la mayoría de sus obras, con esos planos largos y estáticos no aportan nada a la historia excepto el tedio que provocan. Curiosamente esta película, a pesar de ser una historia de (des)amor entre los dos adolescentes protagonistas no tiene conexión con el resto ya qué ni está realizada ni ambientada en los noventa.



Antes de la laproyección de clausura se procedió a la entrega de premios, que fueron los siguientes:

- Mejor película: The Great Buddha +
- Mejor director: Huang Hsing-yao por The Great Buddha +
- Mejor interpretación: Qi Xi por Bitter Flowers
-Premio del público: On Happiness Road

Y para terminar la película que ofició como clausura fue Vive l'amour del director malasio y afincado en Taiwán Tsai Ming-liang. A diferencia de Hou y siendo los dos grandes exponentes del cine de autor taiwánes y asiático, las películas de que he visto hasta la fecha de Tsai no me parecen tan aburridas a pesar de que me parece peor director en el ámbito técnico. Tampoco me apasionan pero sus historias, a pesar de estar alargadas, se pueden seguir con más fluidez y dejan un regusto de haber estado a punto de ver algo bueno, aunque no haya sido así del todo. De todas maneras esta historia de amor a tres bandas entre la empleada de inmobiliara, el "empresario" y el estrafalario personaje interpretado por el actor fetiche de Tsai, Lee Kang-sheng tiene un final realmente potente aunque esa manía de alargar desluce el resultado.

Y con esto acabamos con la segunda edición del festival Lychee. Como nos anunciaron en la gala de clausura, la tercera edición tendrá como eje temático la juventud. Esperamos con ganas esa tercera edición.


sábado, 22 de septiembre de 2018

Crónica Lychee Film Festival 2018 - 1ª parte



Por segundo año pudimos disfrutar del Lychee International Film Festival, festival que pasó de celebrarse en Barcelona a hacerlo este año de manera simultánea tanto en la Ciudad Condal como en Madrid. Precisamente en Madrid se hizo la inauguración y en Barcelona la entrega de premios y clausura.

Este año el Lychee volvió a disponer de dos secciones, la Oficial a competición y la retrospectiva,  Love in the '90s, historias de amor rodadas o ambientadas en los años noventa en su mayoría y todas ellas reconocidas. En esta primera crónica nos centraremos en la Oficial, con una variada muestra de cine contemporáneo procedente de la China continental de de Taiwán.

On Happines Road fue la primera película que vi de esta segunda edición, el día después de comenzar el festival. Una película de animación basada parcialmente en la vida de la propia directora y que sirve para repasar la historia reciente de Taiwán a través de los ojos de una mujer que vuelve a su tierra natal por la muerte de su abuela. Una vez allí rememora toda su vida desde su niñez, a su adolescencia hasta llegar al momento actual. La directora es muy honesta en sus planteamientos y no esconde en ningún momento la ideología de su personaje, la que choca con la de su madre, completamente diferente en todos los aspectos. Una comedia dramática que sin embargo saba tejer un equilibrio complicado que solo chirría por su pequeño bajón a mitad de la cinta cuando tiende a repetirse. La película fue emitada a principios de mes por Movistar+ y esperamos que se repita ya que merece la pena.

La segunda del día fue The Foolish Bird, y tenemos que decir todo lo contrario. Un drama con personaje adolescente que trapichea con los teléfonos móviles del instituto que se encarga de custodiar mientras acompaña a una amiga suya que la llevará por el peor camino posible. Todo ello dentro de un cine de autor aburrido, que no tiene claro como continuar ni como acabar. La película abarca una parte de la historia de este personaje que bien podría haber sido otra ya que todo en ella se nota forzado con el único pretexto de ser rompedora y escapar del corsé de las producciones chinas destinadas al gran público. No encuentro nada a destacar, ni siquiera las interpretaciones que se dejan llevar por el tedio que los propios personajes y el devenir de la historia provoca.

La última del dia fue The Great Buddha+, una comedia negra venida de Taiwán que pese a sus aciertos, que son bastantes pierde frescura por ser quizás una comedia demasiado localista. Sus aciertos son sobre todo unas interpretaciones ajustadas y una fotografía en blanco y negro muy sobria, pese al peaje de algunas escenas en color preparadas para enfatizar dichas escenas y que se me antojan algo forzadas. En general bastante recomendable y que pasa mucho más rápido de lo que parece.

Hay otra película de la sección a competición, Wrath of Silence, que ya había visto en el Festival Nits de Cinema Oriental de Vic, y pese a no repetir precisamente para poder ver otra de la retrospectiva dejo aquí mi impresión del pasado julio:
De nuevo un thriller que ahonda en las contradicciones del gigante chino, y que no escatima en mostrarnos lo peor del ser humano así como la corrupción y nepotismo que impera en el país. Un niño desaparece de su pueblo y su padre emprende una frenética búsqueda encontrándose por el camino con personajes detestables. Un thriller seco y extraordinariamente potente que raya la perfección, pero al que alguna escena, concretamente una cerca del final, lo deja como simplemente una gran película, que no es poco.

jueves, 6 de septiembre de 2018

Lychee Film Festival 2018


El año pasado tuvimos la oportunidad de asistir a la primera edición del Lychee Film Festival, primer festival de cine chino en Barcelona y del que escríbimos una pequeña crónica que podéis ver pinchando en este enlace.

En esta segunda edición el Lychee no se conforma con Barcelona sino que se celebrará también y simultáneamente en Madrid. Con una programación que nos trae tanto cine contemporáneo como una sección retrospectiva que se nutre de historias de amor ubicadas en los años noventa y dirigidas por grandes directores del espectro chino. La programación del Lychee Film Festival no solo se centrará en el cine de la China continental sino que nos ofrece historias tanto de Taiwán como de Hong Kong, así como una sección con los cortometrajes más interesantes del gigante asiático.

Además de las proyecciones el festival ofrece las Lychee Talks, en las que profesionales de la industria reflexionan sobre su experiencia; Flor de Lychee, en el que contextualizarán las películas proyectadas; Árbol de Lychee, sección dirigida a profesionales emergentes; y un concierto del cantante de folk chino Zhou Yunpeng

Aquí dejamos la programación y los días de proyección:

OFICIAL EN COMPETICIÓN: CINE CHINO CONTEMPORÁNEO

Bitter Flowers (2017)
Director: Olivier Meys

         

Lina deja atrás su vida en la provincia de Dong Bei para irse a París y perseguir sus sueños de empresaria. Pero una vez que está en Europa, nada sale como lo tenía planeado y se ve obligada a trabajar en algo que nunca habría imaginado. Cuando aparece por sorpresa su cuñada, se verá enmarañada en su propia red de mentiras.

MADRID
Cines Callao- 14 de septiembre 20:30
Círculo de Bellas Artes - 16 de septiembre 17:00
BARCELONA
Verdi Park- 18 de septiembre 18:00

On Happiness Road (2017)
Directora: Sung Hsin-yin

           

Xiao Qi creció en una época de cambios dramáticos en la sociedad de Taiwán. Para cumplir con las expectativas de sus padres, se esforzó por tener éxito en la vida. Se fue a trabajar a Estados Unidos y se casó, pero con el paso del tiempo, vio cómo su carrera y su vida iban quedándose estancadas. En el viaje de regreso a su tierra natal por la muerte de su abuela, los recuerdos de la infancia le volvieron a aparecer en su mente mientras pensaba en el camino que había seguido y se preguntaba a sí misma: “Después de tantos años, ¿me habré convertido en la adulta que quería ser?”

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 15 de septiembre 17:00
BARCELONA
Verdi Park - 15 de septiembre 17:00

The Foolish Bird (2017)
Directores: Huang Ji y Ryuji Otsuka

            

Lin Sen, una chica de 16 años, para cumplir el deseo de su madre, intenta entrar en la academia de policía local. Animada por su mejor amiga, Meizi, empieza a robar y vender móviles de sus compañeros de clase a desconocidos que conocen online. Al mismo tiempo, se enteran de un impactante asesinato y violación a uno de sus compañeros de clase. Después de una noche de borrachera Meizi desaparece sin decir nada.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 15 de septiembre 19:30
BARCELONA
Verdi Park - 15 de septiembre 19:00

The Great Buddha+ (2017)
Director: Huang Hsin-yao

              

 Pickle es un guardia de seguridad en una fábrica de estatuas de bronce. Él y su amigo Belly Button se entretienen juntos durante los turnos de noche. Un día deciden ver las imágenes de la cámara instalada en el coche de su jefe. A parte de varios encuentros con distintas mujeres, los dos chicos presencian algo que nunca deberían haber sabido.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 15 de septiembre 22:00
BARCELONA
Verdi Park - 15 de septiembre 21:00

Father to Son (2018)
Director: Hsiao Ya-chuan

             

Van Pao-Te se dio cuenta de la pérdida de salud que había sufrido a lo largo de los años. La propietaria del hostal, Yuqin, anunció que participaría en la campaña electoral del jefe del distrito contra la familia de Van Pao-Te. Las elecciones se acercaban, la enfermedad era problemática y muchas historias pasadas se despertaron en lo más profundo de la memoria de Van Pao-Te. Sabiendo que la hora de su muerte se acercaba, decidió ir a Japón con su hijo para obtener algo de información de su padre, que se había ido de casa hacia 50 años. Al mismo tiempo, Yuqin encontró a su sobrino de Hong Kong para que viniera a ayudar en la campaña.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 19 de septiembre 19:00
BARCELONA
Verdi Park - 16 de septiembre 22:00
Wrath of Silence (2017)
Director: Xin Yukun

             

Baomin se gana la vida como minero, mientras su familia vive cuidando de una pequeña granja de ovejas en otra ciudad. Cuando desaparece su hijo, Baomin volverá para investigar qué le ha pasado, pero saldrán a la luz asuntos que estaban enterrados.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 19 de septiembre 21:30
BARCELONA
Verdi Park - 20 de septiembre 19:30

The Widowed Witch (2018)
Director: Cai Chengjie

             

Después de perder su casa y su esposo, empieza una vida con su cuñado en un vehículo modificado. Recorren diferentes pueblos, y en al camino recuerdan y hablan sobre su pasado. Para encontrar un lugar donde pasar el frío invierno, ella pretende convertirse en un chamán para librar a los aldeanos de los espíritus malignos e irónicamente, sus engaños suelen volverse reales. Sin embargo, pierde su poder ante la codicia de la gente, y después de fracasados intentos de salvar la naturaleza humana, la historia de su vida termina en tragedia y desilusión.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 21 de septiembre 17:00
BARCELONA
Verdi Park - 16 de septiembre 20:00
Dragonfly Eyes (2017)
Director: Bing Xu

             

 Esta película se compone a partir de imágenes reales de cámaras de vigilancia, para narrar la historia de Qing Ting, una mujer que practica para ser monja budista, pero por algunos cambios en el templo coge un trabajo en una granja de vacas. Allí conoce a Ke Fan, que la ve como alguien especial y cree que todo es fruto del destino.

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 20 de septiembre 19:30
BARCELONA
Verdi Park - 14 de septiembre 19:30
FUERA DE COMPETICIÓN
 
Twenty Two (2015)
Director: Ke Guo

            

En los ocho años de la invasión japonesa en China, al menos 200.000 mujeres chinas se vieron obligadas a convertirse en esclavas sexuales del ejército japonés, que las pasó a llamar “mujeres de consuelo”. En el momento del comienzo del rodaje del documental en 2014, solo había 22 “mujeres de consuelo” supervivientes en China continental. El tiempo pasa lentamente aliviando sus heridas, pero estas mujeres, han sufrido unas dificultades inimaginables para cualquier otra persona. ¿Dónde están ahora, qué vida están llevando y qué tipo de tristezas y alegrías tienen en sus vidas?

MADRID
Cículo de Bellas Artes - 20 de septiembre 17:00
BARCELONA
Verdi Park - 17 de septiembre 19:00

LOVE IN THE 90s

Suzhou River (2000)
Director: Lou Ye

            

Mardar es un joven mensajero que va por la ciudad con su moto repartiendo paquetes. Conoce bien la ciudad y parte de su éxito en el negocio es que nunca hace preguntas. Un día un contrabandista de alcohol le pide que lleve a su hija de 16 años, Moudan, a casa de su tía. En el trayecto, ambos se sienten atraídos…

MADRID: Cineteca de Madrid 19 septiembre 17:00
BARCELONA: Cinemes Maldà 19 septiembre 19:30
Eighteen Springs (1997)
Directora: Ann Hui

         

Un trabajador de fábrica, Shijun, conoce a una chica de oficina, Manjing, mientras trabajan juntos en la misma empresa. La hermana de Manjing, Manlu, que trabaja en un club nocturno, se casa con un cliente rico para mantener a su familia. Shijun, por otra parte, pertenece a una familia acomodada de comerciantes en Nanjing. Shijun y Manjing se enamoran, pero un giro trágico rompe su felicidad.

MADRID
Cineteca de Madrid - 18 septiembre 21:00
BARCELONA
Cinemes Maldà - 17 septiembre 19:30

Dust in the Wind (1986)
Director: Hou Hsiao-hsien

         

Yuan, renunció a sus estudios para trabajar en Taipéi; un año después, Yun, se le unió. La agotadora vida de Taipei no impidió su felicidad, porque se tenían el uno al otro. Pero después de la partida de Yuan a prestar el servicio militar; aunque Yun en un principio no se sentía sola debido a las cartas que Yuan le enviaba, los susurros amorosos en la vida real ocuparon su corazón. Con el miedo a un futuro impredecible, Yun decidió casarse con otro hombre.

MADRID
Cineteca de Madrid - 19 de septiembre 19:00
BARCELONA
Cinemes Maldà - 20 de septiembre 19:30

Comrades: Almost a Love Story (1996)
Director: Peter Chan

         

A finales de los 80, Xiaojun llega a Hong Kong procedente de la China continental dispuesto a encontrar un trabajo que le permita ahorrar algo de dinero para volver a su pueblo natal y casarse con su novia de toda la vida. Un día, en su primera visita a un McDonalds, Xiaojun conoce a Qiao, una joven que también busca fortuna en la gran ciudad. La relación entre Xiaojun y Qiao pasará de la amistad al amor, y ambos jóvenes vivirán una historia marcada por las dudas, las casualidades y las canciones de Teresa Teng, una cantante conocida por todo el mundo de China.

MADRID
Cineteca de Madrid - 17 de septiembre 19:00
BARCELONA
Cinemes Maldà - 16 de septiembre 19:30

The Wedding Banquet (1993)
Director: Ang Lee

            

Wai-tun (Winston Chao) y Simon (Mitchell Lichtenstein) son una feliz pareja homosexual que vive en Manhattan. Wai-tung se acerca a los 30, así que sus padres taiwaneses (Sihung Lung and Ah-Leh Gua) están impacientes por verlo casado y con hijos. Para satisfacerlos, Simon propone que Gao celebre una boda falsa con su compañera de piso china Wei-wei (May Chin). Esta estrategia, que parecía ser segura, causa más problemas todavía. Los padres de Wai-tun llegan a Nueva York para celebrar una gran boda con Wei-wei. Como consecuencia, todo tipo de conflictos emocionales y de relaciones humanas suceden detrás del banquete de boda de estilo chino.

MADRID
Cineteca de Madrid - 18 de septiembre 19:00
BARCELONA
Cinemes Maldà - 18 de septiembre 19:30
¡Viva el amor! (1994)
Director: Tsai Ming-liang

            

Meimei, una vendedora de viviendas de segunda mano, Xiao Kang, vendedor de urnas funerarias, y el vendedor callejero Rong, eran tres personas que no tenían nada que ver entre sí, a excepción de que los tres tenían las llaves del mismo piso de un edificio. Un espacio vacío, tres llaves y tres desconocidos solitarios… Con este telón de fondo se representó una historia llena de diferentes emociones con episodios de búsqueda, ocultamiento y amor.

MADRID
Cineteca de Madrid - 19 de septiembre 21:00
BARCELONA
Filmoteca de Cataluña - 21 de septiembre 19:00

miércoles, 22 de agosto de 2018

Crónica Festival Nits de Cinema Oriental 2018 - 2ª parte

Llegábamos al último día de las Nits 2018 y ya nos daba pena que se acabara. Además de que por motivos profesionales no pudimos estar hasta el viernes y se nota. Comenzamos el día con The Golden Monk, una comedia fantástica dirigida por el prolífico Wong Jing, en esta ocasión junto a Billy Chung. Aunque es heredera de ese cine fantástico hongkonés de los noventa en el que mezclaba budismo, comedia, fantastía y mitología y tiene algunos aciertos, me parece que queda muy lejos de aquellas maravillas. Para ver y olvidar.

Llegaba Jackie Chan a las Nits con Namiya, pero no era un Jacie Chan de acción sino qué, en esta adaptación de una novela japonesa, es el avejentado dueño de una tienda que tiene características mágicas y en la que se entralazan el pasado y el presente a través de unas cartas que viajan en el tiempo danco consejos sobre situaciones vitales. Tres jóvenes huérfanos y delincuentes ocasionales serán los protagonistas de esta historia vitalista con un pequeño poso amargo y que está muy bien dirigida y fotografiada con unos colores muy bien escogidos.

Hicimos un punto y aparte a las películas para asistir al pase de Vicsudon, un concurso de cortometrajes inspirados por la antología Tetsudon, y que entre los requisitos debían estar rodados en Vic antes del festival y que tuvieran alguna relación con el mismo. En general el nivel fue bastante bajo, obviamente algo que era buscado, pero alguno de los cortos nos hicieron reír, tenemos que reconocerlo.

 Y antes  de acabar el festival con la proyección de Fist & Faith pudimos saber el palmarés completo:
Colour of the Game (Kam Ka Wai, Hong Kong 2018) ha recibido el Premio del Jurado de la 15ª edición del Festival Nits “por ser un retorno honesto y eficaz al cine de gángsteres de los noventa“. El Jurado, formado por Mònica Garcia Massagué, Toni Benages y Omar Parra, destaca la “moralidad difusa del filme, donde no es posible distinguir los límites del bien y del mal”. Ha concedido también una Mención Especial al documental The Cambodian Space Project: Not Easy Rock’n’Roll (Marc Eberle, Australia-Camboya 2015), “una historia sobrecogedora que nos ha descubierto un país, una sociedad y la reivindicación de la figura femenina a través de la música y del amor”.

Asimismo, el Premio del Público y el Premio de la Crítica han coincidido en la elección de la tailandesa Bad Genius (Nattawut Poonpiriya, 2017) como mejor película de esta edición. Los espectadores han premiado la originalidad y la intensidad de este filme protagonizado por estudiantes superdotados que venden su conocimiento a los compañeros de clase utilizando los métodos más ingeniosos para copiar. El público hizo evidente su predilección durante la proyección, resistiendo la lluvia para descubrir el final de una trama trepidante con triple giro.

En la sesión de clausura celebrada el domingo 22 a las 18 h en el Cinema Vigatà, se han proyectado los ocho cortometrajes que han participado en la primera edición del concurso Vicsudon, y el público asistente ha premiado en directo el corto Kaiju Porqui de Ferran Carbonell.

La película de clausura, la ya comentada Fist & Faith, prometía diversión sin ímites en esa historia ambientada en la época de la dominación japonesa de China, con la novedad de que la historia se enmarcaba principalmente en un instituto y en el enfrentamiento entre alumnos chino y alumnos nipones en un contexto de represión de la lengua china. El problema de la película es que acaba tomándose demasiado en serio y lo que podría haber sido diversión pura se convierte en algo cercano al panfleto más básico para adolescentes .

Desde ya esperamos que llegue el Festival Nits de Cinema Oriental 2019, con un buen puñado de grandes películas, diversión, buena comida, un clima nocturno que a pesar de las lluvias se agradece y una organización que lo da todo y nos pone las cosas muy fáciles. ¡Nos vemos en un año!

domingo, 19 de agosto de 2018

Crónica Festival Nits de Cinema Oriental 2018 - 1ª parte




Como es habitual en este caluroso mes de julio hemos tenido una nueva edición del Festival Nits de Cinema Oriental, ya completamente consilidado. Para celebrar sus quince años el Festival inauguró con la película que se proyectó en aquel pase que lo empezó todo, Shaolin Soccer. Y para continuar con la celebración han editado también un nuevo libro sobre el genio hongkonés con el título Stephen Show! El cine espectaculo de Stephen Chow, y escrito por otro grande como es Domingo López.

En cuanto a las películas, por desgracia solo nos pudimos acercar el fin de semana, aunque fue suficiente para poder algunas propuestas muy interesantes, estando entre ellas la ganadora del premio de la crítica (aunque no fue mi favorita) y del público, la tailandesa Bad Genius.

Para empezar nuestra andadura en Vic, que mejor que con el thriller chino The Looming Storm, una nueva muestra de que este tipo de cine es de lo más interesante que viene del gigante asiático, alejado de las superproducciones que revientan las salas. Con muchos puntos en común con la ganadora del Oso de Oro de Berlín en 2014, Black Coal, este áspero thriller nos lleva a la obsesiva búsqueda de un asesino en serie por parte del responsable de seguridad de una fábrica mientras los cambios se van sucediendo en la China de 1997, mientras no queda claro si lo que estamos viendo es real o fantasía del protagonista. The Looming Storm, como Wrath of Silence, son películas que a medida que se piensa sobre ellas van creciendo y demandan un segundo visionado para no perderse los detalles más sutiles.

La segunda película, y última del día, fue Bad Genius, película en apariencia sobre adolescentes superdotados pero que vira hacia el suspense manteniendo la tensión durante la mitad de su metraje sin perder ni un ápice de fuerza. Quizás el pero que se le podría achacar a la película es su duración, demasiada para una cinta de sus características, pero la complejidad de sus personajes, lejos de la unidimensionalidad de muchos escritos para el cine con adolescentes (que no de adolescentes). Sin duda, Bad Genius, y a pesar de que creo que alguno de los dos thrillers chinos merecían más el galardón, es una justa ganadora y entiendo que el público la tomara como su favorita.

El sábado empezamos con otra película china, clara nacionalidad ganadora del festival por cantidad de films presentados. En esta ocasión se trataba de  Soccer Killer, un delirio firmado por Jeff Lau, que nos lleva a un duelo de cuju, precursor del fútbol, entre unos trasuntos de los Vengadores y X-Men contra una serie de expertos de artes marciales en la Dinastía Song. Ni qué decir que lo que veamos no puede tomarse en serio en ningún momento puesto que lo que hay es lo que se ve. Por desgracia a mi no me convenció aunque por supuesto alguna risa tuve que aflojar ante lo absurdo de la propuesta.

Nos tocaba cine hongkonés, pero en esta ocasión una comedia dramática romántica, When Sun Meet Moon, o la historia de un chico y una chica que se encuentran por casualidad y entre ellos nacerá el amor. Un chico de buena familia que acaba interno en una escuela y una chica de familia humilde que cada vez tendrán más problemas para poder encontrarse. A pesar de una idea muy interesante y un inicio prometedor al final lo que vemos es una película blanca, blanquísima que sinceramente no aporta nada al trillado mundo del cine romántico. 

El plato fuerte de la jornada, y del festival, fue el thriller Wrath of Silence. De nuevo un thriller que ahonda en las contradicciones del gigante chino, y que no escatima en mostrarnos lo peor del ser humano así como la corrupción y nepotismo que impera en el país. Un niño desaparece de su pueblo y su padre emprende una frenética búsqueda encontrándose por el camino con personajes detestables. Un thriller seco y extraordinariamente potente que raya la perfección, pero al que alguna escena, concretamente una cerca del final, lo deja como simplemente una gran película, que no es poco.

Para despedirnos del día tocaba la no-secuela Baaghi 2, en la que de nuevo Tiger Shroff reparte puñetazos, patadas y balazos por doquier, en una segunda mitad delirante que se convierte en una versión loca de Acorralado, incluyendo varias frases de la misma película. Pese a tratarse del mismo personaje de la primera parte, o al menos llamarse igual, la historia no tiene absolutamente nada que ver. Sin ánimo de comparar, creo que Baaghi 2 es bastante inferior a su predecesora, pero aún así mantiene el tipo y se deja ver.




domingo, 29 de octubre de 2017

Crónica Sitges 2017 - 3ª parte

En esta tercera y última parte de la crónica de lo que ha dado de si la edición número cincuenta del Festival de Cine de Sitges hablaremos de las películas europeas, españolas incluidas. Un Sitges 50 que si bien no ha sido todo lo impresionante en películas como el año anterior si que nos ha dejado algunas joyas y todo ese trabajo bien hecho que queda atrás, a pesar de las carencias. Ahora ya estamos contando los días para la edición 51 que será de nuevo un acontecimiento.

La primera película europa vista fue Musa, la nueva película de uno de los predilectos del festival, Jaume Balagueró.  En este caso nos cuenta una historia a caballo entre la fantasía y el terror pero que hace aguas por todas partes. Y eso que la idea prometía mucho, las musas de los artistas como entes sobrenaturales, pero que no está desarrollada de manera coherente y se convierte en otra película más de terror. La lástima es que Balagueró tiene un gran talento ya demostrado y sus dos últimas películas han sido bastante deficientes, la cuarta parte de REC y esta que nos ocupa. Esperamos que con la siguiente vuelva por sus fueros.

El sacrificio de un ciervo sagrado es la tercera película de Yorgos Lanthimos que tengo la oportunidad de ver, y sin duda es la mejor. Después de Canino, que no aguanto, y de Langosta, con una estupenda primera mitad y una segunda para olvidar, con la que aquí comentamos me convence en cierta manera, aunque ni por asomo veo en el director griego ese talento que se le otorga. Me parece correcto pero sin más. Aquí me llega a divertir esa vena juguetona que tiene con sus personajes, y a pesar de un Colin Farrell que a veces está muy bien y a veces se le notan las limitaciones. Más o menos como a Nicole Kidman, una actriz capaz de lo mejor (quizás no tanto) y de lo peor.

Producida por Álex de la Iglesia nos encontramos con Errementari, una fantasía con elementos del folclore vasco en la que un agente del gobierno investiga unos extraños sucesos que le llevan hasta un herrero que vive en lo más profundo del bosque y oculta un terrible secreto. Me duele decirlo pero después de las críticas tan positivas que he llegado a leer de esta película me pregunto como es que no he podido ver todo eso positivo que se dice. Me parece muy mal interpretada, montada y con unos personajes que en vez de dar miedo acaban dando risa. Toda la parte final la encuentro apresurada y ridícula. Una lástima.

Con November nos encontramos con otra sinopsis que llama la atención y un inicio bastante interesante que liuego no conduce a nada. Además de aburrida se convierte en farragosa llegando a provocar en mi la sensación de que no tengo ni idea de lo que quiere contarme el director y que está más ocupado intentando mostrar imágenes que hilvanando una trama coherente. 

En A Gentle Creature, película ucraninana que transcurre en Rusia se demuestra aquello de que para ciertos ucranianos con criticar el sistema ruso (sistema que no voy a defender) vale todo y no hace falta esforzarse mucho. Y es lo que tenemos con esta adaptación más o menos de la historia corta de Dostoievksy "La sumisa". Un metraje de dos horas y media a todas luces exagerado y una trama que no sabe adonde ir los últimos tres cuartos de hora nos dejan con un mal sabor de boca.

Una película sobre un inmigrante que consigue superpoderes y ambientada en Hungría ¿qué podría salir mal en Jupiter´s Moon? Pues bastantes cosas por lo visto. Después de la correcta White God, el director Kornél Mundruczó sigue hablando de temas sociales en un contexto de ciencia-ficción pero si bien en aquella funcionaba relativamente bien aquí hace aguas. Porque no solo con un guión crítico e incisivo se rellena una película, máxime si haces que eso se repita durante el metraje en bucle y te olvidas de que hay otras cosas importantes como el desarrollo de los personajes sin que lo hagan a trompicones. 

Y para terminar con el repaso a las películas europeas y a Sitges 2017 teníamos How to Talk to Girls at Partie, una deliciosa comedia romántica de ciencia-ficción en la que unos chicos de una banda de rock de Londres a finales de los 70 acaban en una fiesta muy extraña con extraterrestres y en la que el protagonista se enamora de una de ellos, con todo lo que ello conlleva. Con una banda sonora muy buena y unas actuaciones fantásticas se convirtió por méritos propios en una de las joyas del festival. Como curiosidad, está basada en una historia corta del gran Neil Gaiman.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Crónica Sitges 2017 - 2ª parte

Continuamos con la segunda parte de las crónicas del cincuenta aniversario de Sitges. En esta ocasión reseñaremos las películas americanas vistas, tanto del norte como del sur del continente.

Empezamos con Annabelle Creation, secuela del spin-off de Expediente Warren. La nueva aventura de la muñeca Annabelle consigue algo que no consiguió su horrorosa precedente, y es ser entretenida. El problema es prácticamente el de siempre, una pelíucla de sustos simples, con unas cuantas escenas que tratan de ser impactantes y unos intérpretes que intentan salir dela tolladero lo más dignamente posible. Sin ningún género de duda se deberían haber quedado en la saga principal y no empezar a hacer películas que no aportan nada. El año que viene, en teoría, tendremos otro spin-off, La monja. Que Dios nos pille confesados.

The Bad Batch fue una de las producciones Netflix que se pudieron ver en el festival, y como la gran mayoría del sello del gigante del streaming podría haberse quedado en su plataforma. Diriga por Ana Lily Amirpour, que ya pasó por Sitges con la correcta aunque pretenciosa A Girl Walk Alone at Night, la distopía que tiene en el reparto a Jason Momoa, Jim Carrey o Keanu Reeves se convierte en un pesado aburrimiento con un par de horas de metraje que se hacen muy cuesta arriba. 

Por suerte la siguiente fue una de las mejores películas del festival, Wind River, dirigida por Taylor Sheridan, guionista de las sublimes Sicario y Comanchería, y con unos Jeremy Renner y Elizabeth Olsen en estado de gracia. Con una trama de desapariciones en la nieve, racismo implicito y celos y rencores, la tensión mueve la película hasta culminar, al estilo de los westerns, en un baño de sangre que te deja pegado a la butaca. Una película enorme que merece ser reivindicada y que esperemos obtenga buen estreno en nuestro país ya que así lo merece.

Con Bushwick volvemos a la mediocridad. Rodada en un plano secuencia, la película nos muestra un presente alternativo en el que Estados Unidos es atacado lo que provoca que una joven con la ayuda de un personaje interpretado por el popular Dave Bautista, tenga que huir por la ciudad hasta intentar llegar a una zona segura. Con mimbres para poder ofrecer una serie B correcta la película se empieza a perder a poco de llegar a la mitad de la cinta y se convierte en un videojuego repetitivo que no aporta absolutamente nada nuevo.

Akiva Goldsman es un guionista que nos ofrece una de cal y una de arena. En este caso con Stephanie que curiosamente no guioniza sino que dirige, se queda en tierra de nadie. Lo que intenta ser una producción rompedora en un aspecto más contextual que formal no consigue su objetivo y, pese a ser una producción Blumhouse, cosa que da cierta garantia (aunque tampoco es una ciencia cierta) al final se ve y se olvida. Lo peor que le puede pasar a una película de estas características.

La última producción estadounidense que pudimos ver con cierto criterio (en otras estábamos muy cansados) fue The Disaster Artist, parte de la maratón sorpresa del Auditorio y de la que sinceramente no tenía mucha idea. De hecho no conocía la historia de The Room, más que por algún comentario leído u oido por ahí. James Franco en su doble faceta de director y actor consigue algo extraordinario, y es que la disfruten por igual los "fans" de The Room (quizá en cierta medida un poco más que el resto) como los que no teníamos ni idea de su existencia. Su interpretación eclipsa al resto, y eso que su propio hermano Dave está muy pero que muy bien. Una película para repetir cuando se estrene en España.

De México pude ver en la retrospectiva vampírica el clásico de Fernando Méndez El vampiro, una deliciosa joya de terror gótico que encaja como un guante. Una joven llega para visitar a su tía enferma pero se entera de que ha muerto. Junto a unos familiares y un hombre con el que compartió viaje en el tren se verá rodeada por unos siniestros vampiro a los que tendrá que derrotar mientras descubre que hacen allí. Las interpretaciones de los protagonistas son estupendas destacando sobre todo el actor de origen español Germán Robles que repetiría el mismo personaje en la continuación El Ataud del vampiro.

En Poesía sin fin seguimos viendo la buografía audiovisual de Alejandro Jodorowsky, que la comienza justo donde acababa la anterior La danza de la realidad. Para lo bueno y para lo malo se trata de una película del polifacético artista chileno no apto para todos los públicos. Por fortuna es algo mejor, que tampoco mucho, que la anterior y se deja ver, pero me temo que no encajo muy bien con su manera de narrar. En el apartado técnico y fotografía si se merece un diez ya que todo encaja a la perfección.

domingo, 22 de octubre de 2017

Crónica Sitges 2017 - 1ª parte



Este año 2017 Sitges celebró su 50 aniversario, que se dice pronto pero que es una efeméride excepcional. Algo que no está al alcance de tantos festivales de cine y que a pesar de sus carencias, demuestra que el equipo que está detrás consigue hacer  un trabajo estupendo, especialmente en el contexto social y político en el que vivimos. Puede ser que esta edición fuese, sobre el papel, algo más floja que la del 49 aniversario, pero eso se debe a que el 2016 vivimos un aluvión de peliculones e invitados espectaculares que pudo ensombrecer la cincuentena. Pero como siempre, todo se trata de puntos de vista y percepción. Por mi parte me quedo con varias joyas que vi y alguna que recuperé.

Como se trata de un blog sobre cine asiático, empezaré hablando sobre las películas del continente oriental. Luego seguiremos con el cine estadounidense y acabaremos con el europeo, australiano y latinoamericano.

La primera película asiática que vimos fue la china Big Fish & Begonia, una cinta de animación de una factura técnica impecable, una animación espectacular y una fotografía llena de colores vivos que transporta a esos mundos irreales. Quizás se la compare con el cine del Studio Ghibli, y concretamente con el de Miyazaki, y quizás esa sea una de los vicios que tenemos hoy en día, comparar tanto algo sin otorgarle su propia entidad. Y si bien tiene algunos nexos en común, creo que sus raíces también se encuentran en tradiciones chinas. Sea como fuere, una estimulante película que se merece un segundo visionado.


Recuperar The Mission en pantalla grande es una gozada. Nos lleva a otros tiempos del cine de Hong Kong, con lo cual no quiero decir que ahora se hagan malas películas, sino que esa forma de hacer cine noventera, arriesgada y concisa pertenece a su tiempo. La historia de esos cinco miembros de la triada que al proteger a su jefe establecen unos lazos irrompibles consigue llegar a lo más hondo. Y que decir de la escena del tiroteo en el centro comercial. Una maravilla.

Fireworks, otra cinta de animación en este caso japonesa fue lo contrario, me pareció una película pretenciosa y aburrida, con unos personajes incapaces de provocar empatía. Se pueden salvar partes de la animación, aunque otras estén sobrecargadas, pero en general una de las peores película asiáticas de este Sitges.

A Special Lady comienza muy bien pero poco antes de la mitad de la película se desinfla. Esta historia de una exprostituta convertida a sicario de una organización criminal coreana acaba demabulando sin saber exactamente a dónde ir y embarullando la trama de tal manera que ella misma se pierde. Una lástima pero es una constante en el thriller coreano, pasando de maravillas a películas mediocres con solo un par de escenas potentes para regocijo de la platea.

Tocaba recuperar otro clásico de Hong Kong, Duelo a muerte, dirigida por Yuen Chor y producida por la Shaw Brothers. Y como casi siempre no defrauda y nos ofrece una historia de luchas y venganzas que pasa como un suspiro y te arregla el día en cuanto a visionados.

Habría una gran expectación con la versión en imagen real de Jojo's Bizarre Adventure entre otras cosas porque estaba dirigida por Takashi Miike y rodada en la propia Sitges. Primero debo decir que no me he leído el manga ni visto el anime, pero la película me pareció especialmente infame. No voy a cargar las tintas con Miike, porque todos sabemos a estas alturas que es un director tan irregular que pasa de obras maestras a auténticas aberraciones, pero así no Miike. No basta con rodar en Sitges, cosa que a mi realmente más allá de la curiosidad me da bastante igual.

Y la última de la retrospectiva de Hong Kong que pude ver fue Hard Boiled, la gran maravilla, para mi por encima de A Better Tomorrow, que tiene John Woo, y que no tiene pinta de superar. Hard Boiled lo tiene todo, acción, humor, suspense, romance. Con unos John Woo y Chow Yun-fat a punto de irse a sus respectivas aventuras americanas, Tony Leung y Anthony Wong espectaculares, es una película que hay que ver, revisionar y volver a revisionar, porque lo merece. Si nos preguntamos por que el cine acción de Hong Kong era un referente en los ochenta y noventa al verla se nos despejarán todas las dudas.

Para terminar con las películas asiáticas de Sitges teníamos The Brink, otra muestra del cine de acción de Hong Kong, en este caso actual. Repleta de peleas y persecuciones espectaculares, es una película que no da tregua al espectador. Quizás el final es un poco exagerado pero al fin y al cabo de eso se trata también, de rebasar ciertos límites.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Crónica Lychee Film Festival 2017


 

Este septiembre hemos asistido al nacimiento de un nuevo festival de cine asiático en Barcelona. En este caso concreto se trata de un festival de cine chino que ha reunido una selección de películas realizadas entre 2004 y 2017 excepto la clausura que fue el clásico de King Hu A Touch of Zen.

Nosotros pudimos ver o revisionar, un total de solo tres películas y un cortometraje por la falta de tiempo . La primera que vimos fue la inauguración en la Sala Phenomena, The Master, dirigida por Xu Haofeng y que él mismo se encargó de presentar, ya que acudia como invitado por ser objeto también de una retrospectiva.


Xu también fue uno de los guionistas de The Grandmaster, la última, hasta el momento, película dirigida el conocido Wong Kar-Wai y que aquí ejercía tareas de producción. De igual manera que en su primer visionado la película tiene grandes méritos pero se hace difícil de seguir por todas las subtramas abiertas y su dispersión narrativa. Las buenas coreografías de artes marciales y toda esa deliciosa parte final le dan aún más empaque. Una buena manera de inaugurar el festival.


Otra de las gozadas que repetimos fue Chongqing Hot Pot, en la que tres amigos dueños de un restaurante con problemas económicos encuentran un agujero hasta la cámara acorazada de un banco colindante y planean como poder robar el dinero mientras un personaje de su pasado aparece de forma providencial. En medio tendremos gangsters y una narrativa con un gran flashback que engrandece la película. Una película que como ya dije en su momento recupera el estilo de las películas del Hong Kong de los años ochenta y noventa, ahora situada en la China continental. Esa China en la que puede pasar de (casi) todo.


En el caso de Kaili Blues, y a pesar de que no me entusiasmo la anterior vez que la vi, decidí repetir por si no la vi en un día propicio. Lamentablemente en esta segunda ocasión me siguió pareciendo lo mismo, o incluso peor. Ese tono lánguido, que llega al sopor; un plano secuencia que podría tener su interés pero que es alargado y que resulta a todas luces suprefluo. Una lástima pero son películas que no me terminan de convencer, y que dan la sensación de estar hechas para ganar premios en el extranjero.

Por su parte el cortometraje que pude ver fue The Hedonists, de Jia Zhangke,  y de nuevo es una gozada con esos tres amigos que pierden el trabajo y acaban en un parque temático que recrea la China imperial, con un humor ácido pero que al mismo tiempo es incisivo antes los (muchos) problemas que ocurren en el gigante asiático.

Esperamos que el festival Lychee se consolide y el año que viene podamos tener más propuestas. Y si todo va bien, deseamos poder ver muchas más películas.



viernes, 4 de agosto de 2017

Ciclo de cine de Corea en los Cinemes Girona



Tras el paréntesis estival el próximo septiembre vuelven las proyecciones de cine asiático a los Cinemes Girona gracias al Centro Cultural Coreano de Madrid y a Casa Asia. En esta ocasión no podíamos dejar de hablar de ello puesto que entre las cintas propuestas tenemos dos de las mejores películas vistas en el pasado Sitges 2016, The Age of Shadows (El imperio de las sombras) y The Wailing (El extraño). Una nueva oportunidad de poder ver estas joyas en pantalla grande.

Casa Asia, con la colaboración del Centro Cultural Coreano de Madrid, apuesta una vez más por acercar a nuestro público algunos de los títulos recientes más destacados del cine coreano. Sin duda, la cinematografía coreana es una de las más consolidadas dentro del panorama asiático y sus múltiples producciones consiguen un gran éxito de pantalla entre la audiencia nacional y un importante reconocimiento internacional.

Esta será la cuarta edición de un programa dedicado al cine coreano, en el que se ha reunido una selección heterogénea de cuatro películas, entre las que se encuentran producciones alternativas como Midnight in Seoul o A Quiet Dream, junto con la candidata de Corea a los Oscars del 2016, The Age of Shadows (El Imperio de las Sombras), y uno de los grandes éxitos comerciales coreanos del año pasado como The Wailing (El Extraño). Una gran oportunidad para disfrutar del cine coreano más actual y de acercarse a una fascinante cultura, donde lo tradicional y lo contemporáneo conviven estrechamente en su día a día.

Programa

Sábado, 9 de septiembre de 2017, 20.00 h
Presentación del ciclo y coloquio a cargo de: Menene Gras Balaguer, Directora de Cultura y Exposiciones de Casa Asia.
MIDNIGHT IN SEOUL, Dir. Kweon Jung-mok | Corea | 2015 | 116’ | VOSE
Midnight in Seoul es una mezcla de comedia, melodrama y fantasía, que trata sobre las 10 horas que pasan juntos una pareja, que se conoce por primera vez, durante una noche en Seúl. Seo-hui, es una mujer de treinta años que se va a despedir del mundo, y Ho-sun, un joven, también en su treintena, que se largará para siempre, las vidas de los cuales quedan unidas, durante toda esa noche, después de conocerse por coincidencia encima de un puente del río Han. Poco a poco se empiezan a caer bien mientras deambulan por las calles más trasnochadoras en el invierno congelador de Seúl. Dos jóvenes decididos a suicidarse, empiezan un recorrido nocturno – curioso, aterrador, sexy y precioso – en Seúl.

Sábado, 16 de septiembre de 2017, 20h
A QUIET DREAM, Dir. Zhang Lu | Corea | 2016 | 101’ | VOSE
En el centro de Seúl, dando la espalda a los edificios de lujo, hay un pueblo humilde llamado Su-saek. En él viven tres perdedores particulares; Ik-june, perteneciente a una banda expulsada por reírse en el funeral del líder, Jung-bum, un desertor norcoreano con depresión y Jong-bin, un epiléptico que sólo bebe leche. Ellos tres frecuentan un pequeño bar, con el fin de ganar el corazón de una encantadora dama, Ye-ri. Ella tiene también sus propios problemas, pero nunca culpa a nadie; los tres saben olvidar y reír juntos en el bar. Un día, Ye-ri les pregunta sobre lo que soñaron la noche anterior. Cada uno de ellos cuenta sus pesadillas y Ye-ri les cuenta su sueño; donde hacía el amor con cada uno de ellos.

Sábado, 23 de septiembre de 2017, 20h
THE AGE OF SHADOWS (EL IMPERIO DE LAS SOMBRAS), Dir. Kim Jee-woon | Corea | 2016 | 140’ | VOSE
Finales de los años 20, Corea durante la ocupación japonesa. Juego de espías entre un grupo de la resistencia que intenta traer explosivos desde Shangai para destruir la base de Seúl y los japoneses que intentan detenerlos. Un policía coreano al servicio de los japoneses se ve en el dilema de elegir entre su deber y el apoyo a una causa mayor. Thriller de espías dirigido por Kim Jee-woon (A bittersweet life y I Saw the Devil), repleto de impresionantes secuencias de acción y tensión extrema. La película fue presentada en el Festival de Venecia y ha sido escogida por Corea para representar al país en los Oscars de 2016.

Sábado, 30 de septiembre de 2017, 20h
THE WAILING (EL EXTRAÑO), Dir. Na Hong-jin | Corea | 2016 | 156’ | VOSE
La vida de un pueblo coreano se ve trastornada por una serie de asesinatos salvajes y misteriosos, que azota a la pequeña comunidad rural. Los rumores y las supersticiones se propagan a causa de la presencia, desde hace poco tiempo, de un anciano extranjero que vive como un ermitaño. Ante la incompetencia de la policía para encontrar al asesino y sin tener una explicación racional, algunos habitantes del pueblo buscan a un chamán. Jong-gu, un policía cuya familia está directamente amenazada, también cree que se trata de crímenes sobrenaturales. Del aclamado director Na Hong-jin (The Chaser, The Yellow Sea), The Wailing (El Extraño) estuvo presente en el Festival de Cannes, fuera de competición, con excelentes críticas. La película mezcla una trama impredecible con imágenes apabullantes, creando una tensión brutal para el espectador, siendo una de las películas más vistas del 2016 en Corea del Sur.

Fecha
09/09/2017 > 30/09/2017
Horario
Del 9 al 30 de septiembre
Lugar
Cines Girona c/ Girona, 175
Barcelona
Entrada
Precio: 3,5 € | Precio abonados y socios de los Cinemes Girona: 2 €

Organizador
Casa Asia, Centro Cultural Coreano de Madrid y Cinemes Girona

martes, 1 de agosto de 2017

Avance de programación asiática Sitges 2017



Hace pocos días se celebró la primera rueda de prensa de avance de programación del Festival de Sitges, que este año cumple su ciencuenta aniversario. En este avance encontramos bastante e interesante cine asiátiaco que es lo que más nos interesa y la noticia también de que Johnnie To en persona estará en la villa para sumarse a la celebración.

El cine coreano está siempre muy presente en Sitges y este año no iba a ser una excepción. Los primeros títulos confirmados son A Day, debut de Cho Sun-ho con un protagonista que revive un día trágico una y otra vez, o La villana, de Jung Byung-gil, cinta de venganza con sorprendentes escenas de acción y que triunfó en el pasado Festival de Cannes consiguiendo cuatro minutos de ovaciones tras su proyección. Así mismo y gracias a la primera colaboración de Sitges con Netflix se proyectará Okja de Bong Joon-ho, otra de las sensaciones de Cannes, para ofrecer la posibilidad de disfrutarla en pantalla grande.

Takashi Miike, sin duda uno de los buques insignia de Sitges, tendrá en el certamen Blade of the Inmortal, adaptación del popular manga de acción y venganza, y la secuela del film yakuza The Mole Song: Undercover Agent Reiji, ya presente en Sitges 214 con el sugerente subtítulo de Hong Kong Capriccio. Otro de los habituales, Kiyoshi Kurosawa, nos traerá Before We Wanish, un drama con extraterrestres.

Pero Miike y Kurosawa no son los únicos directores habituales japoneses que estarán presentes en el cincuenta aniversario puesto que Sion Sono inaugurará las sesiones Midnight X-Treme con Tokyo Vampire Hotel, serie que ha dirigido para Amazon, que da la vuelta  las cintas de vampiros ofreciendo una visión original y única. Y el reciente ganador del Sitges Pitchbox Awars en el BIFAN 2017, Yoshihiro Nishimura, presentará Meatball Machine Kodoku, una comedia de terror y extraterrestres.

Desde Taiwán Giddens Ko presentará mon mon mon Monsters!, una cinta oscura, violenta y nihilista sobre los monstruos reales que nos rodean.

En cuanto a la animación, el anime tendrá un gran peso y celebrará sus 100 años, además de las habituales competiciones de cortometrajes y homenajes. Lu Over the Wall, de Masaaki Yuasa, ganador del premio al mejor largometraje del Festival de Annecy, estará en Sitges 2017. También procedente del festival francés se incorpora a la sección de animación la emotiva A Silent Voice, de Naoko Yamada, un drama sutil de gran profundidad psicológica. Además, se proyectarán Tehran Taboo, que supone el ambicioso debut en el largometraje del cineasta germano-iraní Ali Soozandeh, y el film franco-japonés Mutafukaz, dirigido por Shoujirou Nishimi y Guillaume Renard, que se basa en el cómic del mismo nombre creado por el mismo Renard.

Y esto tan solo es el principio. Pronto tendremos más novedades de cine asiático en Sitges 2017 que seguro va a ser una fantástica (aún más) edición.

lunes, 31 de julio de 2017

Crónica Festival Nits de cinema oriental 2017



Del 18 al 23 de julio se celebró una nueva edición del imprescindible Festival Nits de cinema oriental, que cada año crece tanto en su faceta principal como en las actividades paralelas, con la previa Més Nits como punto de partida, pases de películas en otros festivales o en la sala Phenomena de Barcelona como aperitivo. En nuestro caso este año tan solo nos fue posible asistir el viernes por la tarde y el sábado por la mañana al festival por motivos laborales y personales. Pero aún así con tan corta visita pudimos degustar buen cine asiático y buena compañía con los habituales amigos y conocidos.

Nada más llegar pudimos asistir a parte de la clase magistral de Andrew Leavold, que volvía al festival tres años después para participar como jurado. Una clase magistral sobre el cine filipino más bizarro llena de locura, con una pasión desbordante y que contagiaba al publico asistente. Una lástima no poder verla entera pero igualmente pudimos disfrutar el rato que vivimos.

La primera película de la tarde fue Duckweed, segunda que dirige el polifacético artista chino  Han Han. En este caso nos trae una comedia fantástica, con toques dramáticos, sobre un corredor de coches de éxito que tras un accidente viaja al pasado y conoce a sus padres antes de ser concebido y, como en Regreso al futuro, intentar que su destino sea ese mismo mientras conoce realmente por primera vez a sus progenitores. Bonita, divertida y emotiva, Duckweed se aleja de cualquier previsibilidad y aporta un soplo de aire fresco al cine de este género, propenso en ocasiones al sentimentalismo y llanto más desenfrenado.

Por la noche tocaba el estreno mundial de Munna Michael, dirigida por Sabir Khan y protagonizada por Tiger Shroff, duo que nos deleitó el año pasado con Bhaagi, y que daban un giro a su nueva propuesta. En esta ocasión nos traían la historia de un joven bailarín que sueña con ser profesional que acaba convertido en profesor de un mafioso, llegando a convertirse en hermano de sangre. Pero una mujer les hará convertirse en enemigos. En esta ocasión creo que la propuesta queda alejada de la maestría de Bhaggi, aunque la acción siga siendo buena, y los bailes, en este caso demasiados lastran el avance de la película. De todas maneras entretiene bastante, y los toques de comedia son acertados.


Quizá fue por la tardía hora y el cansancio acumulado después de una larga jornada, pero el pase de Vampire Cleanup Department, una de nuestras películas más esperadas del Festival, nos decepcionó bastante. Entre el sueño que nos vencía, el ritmo lento y que parecía estar hecha solo para homenajear sin intentar aportar frescura, no pasó mucho tiempo antes de que desconectáramos, lo que nos pareció una pena. No obstante tenemos pendiente una revisión en una hora más adecuada y sin sueño de por medio para poder valorarla objetivamente.

El día siguiente nos saltamos la película de la mañana con McDull como protagonista ya que teníamos que descansar y nos dirigimos directamente a la sesión doble con Kara Hui como protagonista. La primera era la última de la retrospectiva de las Kung Fu Girls!, My Young Auntie (o Las garras de la tigresa en España), una cinta que no ha decaído con el tiempo sino que conserva su esencia y aún se pueden valorar mejor todos los hallazgos de la película, adelantada a su tiempo. Acción, artes marciales, romance, feminismo bien entendido, impregana una película por la que realmente no pasan los años.

Y para terminar con nuestros visionados Mrs. K, un thriller de venganzas duro, aspero y tenso que supone, según la propia Kara Hui, su despedida del cine de acción. Y lo hace a lo grande, en una película que si hubiera pasado por algún otro festival se hablaría de uno de los thrillers del año. Otra muestra del ojo que tienen los programadores del Festival Nits. Una coproducción entre Malasia y Hong Kong, con el director malasio Ho Yuhang al mando y los hongkoneses Kara Hui y Simon Yam, impresionante como siempre, dando la réplica desde el otro lado de la pantalla.

Nos quedaba un rato antes de despedirnos de Vic hasta el año que viene y aprovechamos para asistir a la presentación del libro de las Kung Fu Girls!, escrito por esos dos maestros del cine asiático como son Domingo López y Jorge Endrino, que nos explicaron los pormenores del libro y nos hicieron tener, si cabe, más ganas de leerlo. De hecho eso fue lo que hicimos justo al tomar el tren con dirección Barcelona.

Y ya solo nos queda dar las gracias, como siempre, a la organización al completo por todas las facilidades para los acreditados y su amabilidad ¡nos vemos en el Festival Nits 2018!

miércoles, 28 de junio de 2017

Festival Nits de Cinema Oriental 2017



Como es habitual por estas veraniegas fechas, vuelve el Festival Nits de Cinema Oriental. Cinco días, del 18 al 23 de julio, en los que la ciudad de Vic se convertirá en un apéndice de Asia con el mejor cine llegado de aquellas lejanas tierras, gastronomía oriental y muchas actividades como bailes, conciertos y clases magistrales.

El festival, que cumple la friolera de catorce ediciones, que se dice pronto, ya ha desvelado su programación en una edición en la que China será el país invitado, y la retrospectiva estará dedicada a las Kung Fu Girls! procedentes de la China continental, Hong Kong y Taiwán. Como ya es tradición, ésta reprospectiva vendrá acompañada de un libro, escrito por los expertos en cine asiático Domingo López y Jorge Endrino.



La programación completa se puede consultar en el siguiente enlace: http://cinemaoriental.com/es/programacion/

A continuación reproducimos la nota de prensa enviada por el festival, seguida del teaser con escenas de las películas que podremos ver durante el mismo.

El certamen abre el 18 de julio con la comedia china Cook Up a Storm y dentro de su Sección Oficial incluye títulos como Munna Michael, Duckweed, Extraordinary Mission, Shock Wave, McDull Rise of the Rice Cooker y Fabricated City. 

Además de China, país invitado, el Festival Nits de cinema oriental de Vic acoge producciones de Hong Kong, Japón, Filipinas, Malasia, Taiwán y la India. En su 14ª edición presenta 16 títulos en Sección Oficial, 15 de los cuales son estrenos estatales, y se convierte así en una cita obligada para los amantes del cine oriental. Como cada año, su programación de filmes a concurso consigue un equilibrio entre las superproducciones comerciales de calidad y el cine de autor. 

El público nitómano vibrará desde la sesión inaugural con la comedia Cook Up a Storm (Ye Wei Min -Raymond Yip-, 2017), en la cual se enfrentan la cocina tradicional y la moderna; el hit de Bollywood de este verano Munna Michael (Sabbir Khan, 2017), sobre un musculado sintecho seguidor de Michael Jackson; la espectacular cinta de ciencia ficción Fabricated City (Park Kwang Hyun, 2017) y la emocionante Extraordinary Mission (Alan Mak, Anthony Pun, 2016), de los creadores de la saga Infernal Affairs. 

El thriller Shock Wave (Herman Yau, 2017), triunfador en las taquillas de China y Hong Kong, clausurará las Nits en la Bassa. Por otro lado, la japonesa Strange Tales of Love and Strangers (Raita Kuramoto, 2017) nos habla de las pequeñas grandes historias de amor y Duckweed (Han Han, 2017), éxito del cine de autor chino de 2017, nos invita a un viaje en el tiempo cargado de realismo mágico. 

Dos películas se suman también desde la Sección Oficial a la apuesta del Festival Nits por destacar el rol de la mujer en el cine oriental: Mountain Cry (Larry Yang, 2016), un delicado filme chino que condena la intolerancia colectiva, y Mrs K (Ho Yuhang, 2017), el retorno de la femme fatale Kara Wai al cine de acción. Fuera de competición podremos ver los documentales Mira (Lloyd Belcher, 2016) sobre una campeona runner nepalí y Gulabi Gang (Nishtha Jain, 2012), la historia del movimiento de los saris rosas contra la violencia de género en la India. 

La anunciada Retrospectiva Kung Fu Girls!, dedicada a las protagonistas del cine de acción de China y Hong Kong, se inaugura este viernes día 30 de junio en la sala Phenomena con la proyección de Royal Warriors (Ultra Force) de David Chung (1986) en una sesión Noodle & Beer Night: KUNG FU GIRLS!