martes, 12 de octubre de 2010

Festival de Cine Fantástico de Sitges 2010: Outrage

Pendiente tenía la reseña de Outrage, el esperado regreso al cine de yakuzas de Takeshi Kitano y la película que más me ha gustado de todo el festival hasta la fecha.

Después de varios años dedicado a sus películas deconstructivas sobre todas sus facetas, actor, director y artista, Takeshi Kitano anunció su regreso al cine que más éxito le dio en su momento y enseguida se puso en marcha la ansiedad por saber que iba a deparar tamaña noticia. Pero probablemente muchos se habrán sentido decepcionados con este regreso, los días de la lírica se han acabado y en Outrage prima la violencia, también presente en sus otras obras, por cierto.

Sekiuchi, lider de la banda Sannokai, encarga a su segundo al mando, Kato y a Ikemoto, lider de su propia banda, eliminar a la banda de Murase. En ese momento Ikemoto le pasa el trabajo a Otomo, quién tiene su pequeña banda organizándose desde ese instante una autentica escalada de violencia entre unos y otros por el poder.

Como he señalado más arriba, en ésta película Kitano se olvida de la poética en cuestión de imagen, se acabaron esos planos fijos habituales y contemplativos. El resto de la dirección si es puro Kitano sin paliativos, encontrando nuevas formas de asesinar a sus rivales o de hacer a su Otomo un sádico en determinados momentos con una fuerza narrativa extraordinaria. Aunque el astro japonés delega gran parte de la película en otros personajes, destacando a Mizuno, interpretado de manera portentosa (el mejor del reparto sin duda) por Kippei Shiina, relevo natural de Otomo y a Ishihara (Ryō Kase). Detenerse a hablar de cada uno de los intérpretes que están sensacionales en la película sería una ardua tura por la cantidad de personajes que aparecen en el film, pero ninguno desentona.
Aunque es una película violenta, en Outrage hay pequeños momentos para el humor, escenificados sobre todo en el personaje del embajador africano, o incluso en momentos violentos aportando una visión paródica sobre el uso precisamente de la violencia.

Kitano, se afirma, planea para el año que viene una secuela de ésta película. Difícil lo tiene ya qué el reparto se le queda en cuadro después de lo que acontece en Outrage, pero habrá que seguir atentos, ¿quién sabe?, las andanzas de sus yakuza pueden seguir dando juego.

2 comentarios:

Buis dijo...

Que ganas tengo de verla...

Edgar Morton dijo...

Ojalá la estrenen pronto en España, reitero que es la mejor del Festival de las qué he visto.