domingo, 13 de octubre de 2013

Crónica Sitges 2013 - Día 3


Tercer día de Festival, y sigo con mi competición personal. El balance es de 4 películas buenas (2 de ellas muy buenas), 3 regulares y 4 muy malas. Hoy me he perdido Mindscape por no madrugar tanto debido al cansancio acumulado del día anterior y Captain Harlock, en lo que ha sido un incidente bochornoso. No puede ser que no haya suficientes gafas en 3D para todo el aforo y que parte del público con entrada pagada tenga que irse a casa (aunque les devuelvan el dinero), y a la prensa acreditada con ticket más de lo mismo (con el agravante de que uno se levanta a las 7 de la mañana para conseguirlo y luego no sirve de nada). Situaciones como esta se tienen que prever y evitaren un festival de la repercusión y el nivel de Sitges.

En su crónica nuestro compañero bloguero y amigo David Amorós lo expone mucho más extensamente:


The World's End (2013), de Edgar Wright

Un gran broche de oro al fin de la trilogía (en esencia, no en continuidad) ideada por Edgar Wright y Simon Pegg. Con un quinteto protagonista de campanillas (sexteto contando a Rosamund Pike), y apariciones secundarias de otros tantos quilates, la historia de nuevo adictiva, carismática y repleta de planos y secuencias inolvidables se guarda en la retina entre carcajada y carcajada, y es un canto a la amistad, y al ansia de libertad, que nosotros mismos olvidamos para vivir una vida convencional, a veces con cierto "éxito"  y a costa de dejar los sueños a un lado y aplicada a un contexto 100%100 británico y sus tradiciones etílicas. El comienzo-prólogo de la película es fantástico y un plano secuencia en uno de los pubs a mitad de la cinta ya termina de confirmarnos que Wright domina completamente todos y cada uno de los resortes visuales, si no lo había hecho ya en sus anteriores películas.

Nota: 8/10


The Call (2013), de Brad Anderson

Cuando una película se pasa más de la mitad de su metraje siendo un telefilm barato (en guión, que no en realización, muy correcta) y el tramo final de manera incoherente flirtea con el torture porn para acabar con una "sorpresa" narrativa tan torpe y fuera de lugar, no queda mucho que salvar. Y es que esta The Call llega a ser risible en muchos momentos, y la actuación de Hale Berry, perdida como su personaje, no ayuda a salir airoso. El que si sale de ello es Brad Anderson, que no necesita dar muestras de su calidad, pero si por su bien poner su firma en mejores guiones que no fagociten lo único bueno de la película.

Nota: 2/10


The Dead 2: India (2013), de Howard J. Ford y Jonathan Ford

Entretenida y digna, dentro de su espectro, cinta de zombis ambientada (que no de factura) en la India, no es una buena película, pero su espíritu basculante entre la serie más B y ramalazos de serie Z la convierten en una cinta simpática, agradable y entretenida, amén de homenajear a toda aquella zombiexplotation, y no la moda de ahora, mucho más cool (aún con propuestas fantásticas). Sin una gran continuidad con la primera (que no he visto pero por lo que he leído es así), excepto la mención del origen del "virus" en África, se disfruta entre otras cosas por ver de nuevo a zombis lentos en pantalla grande, y en este caso muy lentos, y algo inútiles. La anécdota: la presentación de uno de los directores que ha contado que si ya fue difícil rodar en África, en la India fue aún peor, con ataques de los lugareños a miembros del equipo hasta el extremo de acabar lanzando un perro (ignoramos si vivo o muerto) contra ellos. Ver para creer.

Nota: 5/10


Space Pirate Captain Harlock (2013), de Shinji Aramaki

Parece que al final las opiniones no han sido muy positivas, pero como no la he podido ver no puedo juzgar. Si es que por algo no me gustan las películas en 3D...