sábado, 8 de octubre de 2011

Crónica del Festival de Cine Fantástico de Sitges 2011 - Día 2



Segundo día en Sitges y por segundo día consecutivo nos vimos cinco películas, dos asiáticas, The Unjust y Guilty of Romance, dos europeas, Lobos de Arga y The Divide y la estadounidense Contagion. El balance vuelve a ser positivo aunque con niveles diferentes. Aquí van nuestras opiniones de lo visto en esta segunda jornada:



THE UNJUST: Un asesino en serie aficionado a matar y descuartizar colegialas aterroriza Corea del Sur. La policía pone todo su empeño en capturarlo pero, justo cuando parecían haber encontrado a un sospechoso, este muere en un tiroteo. Faltos de pruebas que lo inculpen, los altos mandos deciden buscar a la desesperada un cabeza de turco al que cargarle los muertos. Cheol-Gi acepta la responsabilidad con la esperanza de que esto le sirva para promocionarse dentro del cuerpo, iniciando una investigación con métodos poco ortodoxos en la que se asociará con el gángster Jang Suk-Gu. Y esto es solo el principio de un thriller enrevesado y trepidante, teñido de corrupción y espíritu crítico.

La nueva película del director surcoreano Ryoo Seung-wan, reconocido internacionalmente por sus anteriores Arahan (2004) o Crying Fist (2005), llega al festival con un muy buen thriller de acción donde a un policia, con métodos bastante particulares, le encargan encontrar a un asesino que esta aterrorizando a todo el país, aunque lo interesante es que no tiene que buscar al asesino si no a un "actor" que lo interprete de cara a la sociedad. Tras esta original trama, se esconde una película de corrupción, enfrentamientos internos y demasiadas ganas de ascender en el mundo del crimen organizado. Estamos ante un filme, aunque algo irregular ya que tiene momentos de una calidad altísima, con momentos y escenas que te dejan alucinado, pero también momentos que parecen algo alargados innecesariamente y donde la película sufre pequeños bajones. Aún así al final la propuesta resulta mas que satisfactoria, encontrándonos al menos con un thriller coreano algo alejado de los tópicos de los últimos años.



GUILTY OF ROMANCE: Izumi es la esposa de un exitoso escritor. Su día a día pasa por una anodina rutina y por una relación sin pasión. Un día, Izumi comienza a trabajar en un supermercado vendiendo salchichas; otro, termina involucrándose en una película pornográfica; y finalmente, comienza a ejercer de prostituta. Mientras ella se sumerge en una espiral de sexualidad irrefrenable, un cadáver aparece en el barrio de los hoteles del amor. Sion Sono, el más radical de los cineastas nipones contemporáneos, vuelve con esta cinta de sexo desatado e intriga. Un carrusel de colores y calores; un viaje sin frenos y a toda velocidad.

Enfermiza, esta es la palabra que se le viene a uno a la mente después de ver la nueva película de inclasificable director japonés Sion Sono. Enfermiza te haya gustado o no, por el tema del que trata y por como lo trata. En ella podemos ver la decadencia y la bajada a los infiernos de una mujer casada con un poeta de éxito pero que no esta sexualmente contenta. La película tiene el merito de conseguir lo que se propone que es generar un mal rollo insano y dejar tocado al espectador. Su primera hora incide en la parte sexual de la protagonista, con algunas escenas graciosas pero bastante suave, pero a media película empiza la bajada a los infiernos, con momentos verdaderamente fuertes, ya no tanto en nivel visual si no psicológico. Es de esas películas que no dejan indiferente a nadie, o te encanta o te rechaza y yo he sido de los últimos.



THE DIVIDE: Una lluvia de misiles desata el pánico en la ciudad de Nueva York, llevando a los habitantes de la Gran Manzana a tomar medidas desesperadas para sobrevivir a un horror que parece anunciar el fin del mundo. Un pequeño grupo de supervivientes se encierra en un búnker a la espera de que todo termine y alguien venga a rescatarlos. Bajo estas condiciones extremas, los roces entre ellos no tardarán en hacerse cada vez más sangrantes, conduciendo a una escalada de tensión que se agravará cuando la ayuda que esperaban del exterior se torne en una amenaza. “El infierno son los demás”, dijo una vez Jean-Paul Sartre, y The Divide parece darle la razón.

La nueva película del director francés Xavier Gens, que ya deslumbro con su ópera prima Frontiere(s) (2007), es una mezcla de géneros entre la ciencia ficción y el thriller psicológico. Rodado en un mismo espacio en solo una semana, The Divide es un interesante ejercicio de observación de como se va degradando la mente humana cuando se llega a limites insospechados de desesperación. Xavier Gens le vuelve a dar a su película ese toque estéticamente sucio que ya se vio en su ópera prima. Aunque la película esta innecesariamente alargada en algunas partes, sus primeros minutos y sobre todo su espectacular final te dejan un buen sabor de boca. Por último destacar el buen hacer en general de todo su reparto, con el mítico Michael Biehn a la cabeza.



LOBOS DE ARGA: 1910, en Arga, un pequeño pueblo de Galicia, una terrible maldición cae sobre la malvada marquesa de Mariño y su hijo, convirtiéndole en hombre lobo en su décimo cumpleaños. Cien años después, Tomás, un escritor fracasado y último descendiente varón de los Mariño, regresa al pueblo convencido de que van a nombrarle hijo adoptivo. ¡Craso error! En realidad, los vecinos piensan sacrificarle para acabar con el reinado de terror del hombre lobo. De no llevarse a cabo el sacrificio, caerá sobre Arga una maldición de consecuencias terribles… y desternillantes.

Una sorpresa muy agradable esta comedia de factura gallega. Tomando como punto de partida el imaginario, precisamente gallego, nos a dentra en una historia deudora de las comedias paródicas estadounidenses pero con las claras connotaciones hispanas que conlleva al estar realizada en España, y es que quizás no estemos acostumbrados a ver este tipo de películas facturadas en nuestro país y eso levante ciertos prejuicios hacia este tipo de propuestas. Una de las principales bazas de la película son sus diálogos, basculantes entre ingeniosos y mordaces, sin escatimar tampoco en sangre e incluso acción en una recta final desenfrenada, pero quizás un poco larga. En la parte ténica ningún repoche y en las actuaciones tampoco, pese a algún actor más flojo que los demás, pero que se supera por las líneas de diálogo marcadas, que salvan las situaciones más flojas. Al fin y en definitiva una propuesta más que aceptable y que merece un visionado.



CONTAGION: Piensen en su día a día: cuando pasan la tarjeta de crédito a un camarero, cuando se dan la mano en una reunión de trabajo o cuando ven a alguien estornudar en el bus. Un instante, y el contagio ya se ha producido. De regreso de un viaje de negocios en Hong Kong, Beth ve como el inofensivo resfriado que tenía se convierte en algo mucho más serio. Pronto, más casos como el de Beth comienzan a salir a la luz por todo el planeta: la pandemia es una realidad, la alarma se desata. Steven Soderbergh ha querido emular al George Clooney de Ocean’s Eleven y ya tiene a sus Seis: Cotillard, Damon, Law, Paltrow, Fishburne, Winslet. Hablar de alineación de lujo, sería quedarnos cortos.

Un virus mortal según Steven Soderbergh, así se podría calificar este último trabajo del ecléctico y cambiante director estadounidense. Contagion no es una mala película, no puede ser catalogada como tal en general, pero tampoco podría considerarse una gran película. Demasiado fría, demasiado diseñada y demasiado diseminada. Una pleyade de estrellas internacionales puebla el film pero eso, que podría ser una garantia de éxito se convierte en un handicap, desde el momento en que el director, claramente, no sabe que hacer con tanto personaje en el metraje del que dispone. Eso sí, la película está bien dirigida, bien interpretada y, sobre todo, bien montada, pero da una sensación de producto vacio que uno se queda con la duda de si lo que has visto necesitaría más metraje o, incluso, menos. Pero ese es uno de los grandes problemas de Soderbergh, su tendencia a la autocomplacencia que puede llegar, aunque este no es el caso, a enervar al espectador.

Bueno, esto ha sido todo lo visto en este segundo día, para hoy tenemos la nueva versión de Jane Eyre, la alemana Hell, la nueva y friki propuesta de Dick Maas, Saint y la película hongkonesa en 3D Sex and Zen, cuarta parte de la saga, aunque posible reboot.