lunes, 9 de mayo de 2011

Reseña: OKI'S MOVIE



Oki's Movie ha sido nuestra primera aproximación al cine de Hon Sang-soo, de igual manera que Cold Fish lo fue al de Sion Sono. En ambos casos no serán las últimas ni mucho menos. Sobre ésta Oki's Movie, no iba con todas mis esperanzas en encontrar algo interesante y me alegra haberme equivocado puesto que acabó convirtiéndose en una experiencia muy interesante.


Oki's Movie está planteada en cuatro actos cronológicamente inversos, y con entidad propia tomando momentos concretos de los principales protagonistas, un triángulo amoroso formado por dos hombres y una mujer. Estos tres personajes son Jingu, profesor y director de cine en el primero y estudiante en los demás, Song, profesor en los cuatro y Oki, la enamorada de ambos y estudiante en los tres últimos. Precisamente el cuarto segmento, el que da título a la película, es un maravilloso retrato de las dos relaciones, cuando ella recuerda su viaje a la montaña con cada uno de ellos en distintos momentos de su vida. Las imágenes de la joven con sus dos enamorados intercaladas en los momentos similares ofrecen una fuerza cinematográfica y narrativa que trasciende a la propia película en el segmento más equilibrado y necesario de la película, en cuanto nos da las claves del pensamiento interno de la protagonista.

Sin embargo, mi favorito en si es el primero, el de protagonismo absoluto de Jingu, personaje primordial ya que con él empieza la película y su forma de ser, sin duda lastrada por la perdida en algún momento del amor. Su relación con su esposa, con una estudiante o con la fotografa en el parque nos muestra a un hombre herido por algún suceso del pasado, hecho que reforzará sus actuaciones en la presentación de su última película cuando se vea asediado por una indiscreta cuestión o la comida en el restaurante en el que veremos su reacción a un hecho concerniente a otra persona y no tan importante para él pero que tendrá su sentido a medida que pase el metraje. Una reacción comprensible de un personaje perdido sin que lleguemos a saber exactamente como llegó a perderse, de hecho no es necesario para entender la película. Lo importante no es saber como paso o lo que pasó exactamente sino simplemente que algo pasó.


Los otros dos segmentos, necesarios para comprender las reacciones y psicología de los personajes no están exentos de interés, sobre todo por su retrato, especialmente el tercero, del otro vértice del triángulo, el profesor Song. Pero de todas maneras y a pesar de momentos o segmentos más o menos interesantes y de su estructura episódica la película debe verse como un todo con elementos comunes y una idea central, las relaciones entre humanos, y más concretamente entre hombres y mujeres, sencillas y a la vez muy complejas.

2 comentarios:

David Amorós dijo...

La verdad es que yo sí que había visto pelis de Hong Sang-soo, desde hace unos años muy mimado por la crítica más intelectual y al que no acababa nunca de encontrar el punto. Sin embargo, esta película, sí que me parece brillante y me termina por seducir. Buen trabajo, John. Un abrazo.

John Prskalo (Edgar Morton) dijo...

Muchas gracias, David. Respecto a la película iba con cierto recelo precisamente por lo que comentas. Quizás el ir sin expectativas ayudó a que me enganchará más. A ver que tal las otras, cuando vea alguna la reseñaré en el blog.

Ahora a esperar el Casa Asia Film Week, a ver que nos depara.

Un abrazo.