miércoles, 23 de marzo de 2011

Yudai Yamaguchi y Tak Sakaguchi por partida doble

Y las dos películas bajo el sello Sushi Typhoon de Nikkatsu. Se trata de Yakuza Weapon y Dead Ball, la primera, basada en un manga de Ken Ishikawa, está dirigida por ambos y protagonizada por Sakaguchi, y la segunda dirigida por Tamaguchi y protagonizada también por Sakaguchi.



Shozo Iwaki (Tak Sakaguchi) es un ex-yakuza que trabaj en Sudamérica como mercenario cuando es informado de la muerte de su padre y jefe de la banda, Kenzo (Akaji Maro). De vuelta a casa después de cuatro años, Shozo descubre que el brazo derecho de su padre, Kurawaki traicionó y asesino a su padre, dejando a Shozo a cargo de lo que queda de la familia Iwaki y con un gran deseo de venganza. Después de una titánica batalla en la que a duras penas ambos conservan la vida, Shozo pierde un brazo y una pierna.

A pesar de sus heridas, Shozo se aferra a la vida con una fuerza sobrehumana y despierta en un extraño hospital con un cañón M61 Vulcan como nuevo brazo y un lanzador de cohetes donde antes estuvo su pierna. Aunque confuso por su nuevo cuerpo y atormentado por el dolor que le causa, Shozo aprende rápidamente a amar su cuerpo como arma y se prepara para una revancha con Kurawaki, quien también ha sido curado con partes mecánicas.

Pero antes, Shozo debe hacer frente a Tetsuo (Jun Murakami), su antiguo mejor amigo quien ha caído en las drogas y los duros tiempos, y que ha sido coaccionado por Kurawaki para matar a Shozo. Tetsuo también tiene un secreto mecánico, su hermana pequeña Sumire (Cay Izumi), transformada en un arma desnuda con la misma tecnología que las armas de Shozo. ¿Podrá Shozo destruir a su mejor amigo, el único obstáculo entre él y la venganza final?





Cuando era un niño prodigio del beisbol, Jubei Yakyu (Tak Sakaguchi) accidentalmente causo la muerte de su padre con una superpoderosa bola de fuego mortal. Después de haber renunciado al juego a causa del incidente se convierte a sus 17 años en el delincuente juvenil de más sangre fría de Japón. Enviado a un reformatorio descubre que su hermano, del que estaba distanciado, murió allí de una extraña enfermedad. Para cumplir los últimos deseos de su hermano, Jubei se una de mala gana al equipo de beisbol para enfrentarse a las Black Dahlias, un escuadrón de asesinas sexys de secundaria que están dispuestas a matar hasta el último hombre del equipo de Jubei. Pero los oficiales de la prisión tienen sus propios planes para él, incluyendo una alianza con un escuadrón de uniformados oficiales Nazi. Jubei se encuentra ya no solo luchando para ganar el campeonato, sino también para salvar su propia vida.


Fuente