domingo, 16 de noviembre de 2014

Cobertura del Festival de Cine Fantástico de Sitges 2014 - 5ª parte

Y para terminar unos pocos datos de las películas vistas en el festival. En total el balance ha sido de 45 películas vistas de las programadas por el festival. 40 en el propio festival y 5 antes; R100 en el festival de Mar del Plata, The Midnight After y Killers en el FILMART de Hong Kong, The Raid 2 en Australia y Magical Girl en su correspondiente pase de prensa.

El top 10 es el siguiente:

1 - The Guest
2 - The Raid 2
3 - Magical Girl
4 - Relatos salvajes
5 - Réalité
6 - A Hard Day
7 - Aux yeux des vivants
8 - Map to the Stars
9 - Dead Snow 2
10-Dios local

En total divididas por procedencia tendríamos:

15 asiáticas
13 norteamericanas (EEUU y Canadá)
6 europeas (excluyendo España)
4 españolas
4 latinoamericanas
3 australianas

De ellas 4 animadas (3 asiáticas y 1 española) y 2 documentales (ambos australianos). Curiosamente las dos películas peor valoradas para mi del festival son The Satellite Girl and Cow Milk y Pos eso, ambas de animación.

Y a continuación para terminar, breves comentarios de las películas vistas con anterioridad, siendo en el caso de The Midnight After, Killers y R100 las reseñas de los otros festivales en los que las vi.  Están en orden de peor a mejor.


Killers (2014, The Mo Brothers)

Un psicópata japonés consigue llevar a su terreno a un periodista indonesio que pilla el gustillo de matar tras un hecho traumático. Poco creíble por la parte indonesia, la película se resentirá con el ridículo que va haciendo el japonés a medida que avanza el metraje. Al final la película se convierte en una nada continua y de lo más ramplona.


R100 (2013, Hitoshi Matsumoto)

Inclasificable, delirante y loca, mi primera aproximación al universo del japonés ha sido toda una experiencia. Realmente no la puedo catalogar como una mala película pero al reverso tampoco como buena, a pesar de sus dos o tres genialidades, como las partes de los productores mientras ven la película del director de 100 años y esos descansos en los que no dan crédito a lo que están viendo. Un reflejo de la mirada del espectador, atónito ante ese desvarío de dominatrices que van pasando por pantalla y humillando al protagonista, un pazguato que para qué, de las más diferentes maneras hasta llegar a ese clímax tan extraño y pasado de vueltas, acorde eso sí, con el resto de la película, no nos vayamos a creer.



The Midnight After (2014, Fruit Chan)

Con más capas de las que pudiera parecer a simple vista aunque bastante localista y floja en su desarrollo, The Midnight After entretiene pero queda lejos de sus objetivos. De nuevo sacando punta de su pertenencia a China y la falta de una cultura autóctona milenaria, este canto a Hong Kong por encima de todo es bonito pero insuficiente para considerarlo una buena película y es que los interrogantes de lo que está pasando o pasará deja a buena parte de la región nerviosa y confundida desde el mismo momento del anuncio de la retrocesión. Y los más de 100 años de colonialismo británico también pesan en la crisis de identidad continua de la población hongkonesa.


Magical Girl (2014, Carlos Vermut)

En un año prolífico y bueno para el cine español como hacía tiempo que no se veía, la coincidencia de propuestas buenas y muy buenas junto a otras no tan buenas pero si con elementos reseñables nos hacen tener esperanza en una época para olvidar en cuento a número de producciones. En este caso Carlos Vermut se consagra en su segunda película, si bien a mi su Diamond Flash no me gustó. En este caso si consigue pulir los defectos que le encontré a su anterior película y que lastraban lo reivindicable. A Magical Girl se le acusa de cierto formalismo para contentar al público más tradicional, o sea más accesible, y no estoy nada de acuerdo con esto sino que mientras que su opera prima era algo sin pulir aquí ya se encuentra cómodo desplegando su potencial. Es injusto y a la vez necesario recalcar la grandeza de José Sacristán sin menoscabo de los otros protagonistas, Bárbara Lennie, José Bermejo y la joven Lucia Pollán. Y más mérito si cabe tras un inicio de película en el que pensaba ¿que diantres estoy viendo? Por este camino el director español tiene mucho futuro. Estará seguro entre lo mejor del año.


The Raid 2: Berandal (2014, Gareth Evans)

La segunda mejor película del festival (y la tercera reseñada más arriba) no la vi en él sino durante mi vuelta al mundo que acabó en junio pasado. Una de las paradas de mi viaje fue en Australia y allí en Sidney, pocas horas después de llegar me encaminé a ver la secuela de la célebre en Sitges The Raid. Entre mi visionado y el pase en Sitges mucha gente la pudo ver en el Festival de Udine, el de cine fantástico de Madrid llamado Nocturna o por otras opciones como DVD o Blu-ray de importación o ya sabemos como. La cuestión es que ésta segunda parte no ha sido lo bien valorada que la primera por diversos motivos, pero para mi la supera pues construye una historia más trabajada, más pausada (por momentos) y adquiere entidad de película más allá de la acción. Una de las maneras que tenía Evans de continuar era seguir la estructura de la primera o desligarse y crear algo nuevo con los elementos anteriores y así es como empieza, justo después de la fatal redada. Tras una elipsis por motivos argumentales nos vamos sumergiendo en los bajos mundos de Yakarta pra acabar con la adrenalina a tope. Lástima que no vaya a haber estreno comercial en España, al menos esperemos que Sony se digne a editarla, ésta vez sí, en Blu-ray en España.