domingo, 22 de abril de 2012

Reseña: Revenge, a Love Story



Como comentamos hace unos días ha sido sorprendente (y estimulante) el estreno de esta película de Hong Kong en nuestras pantallas. Pese a ser tan solo en Madrid y Barcelona, y próximamente en Lleida, el hecho de poder ver este tipo de cine en pantallas y más tratándose de toda una Categoría III nos produce satisfacción y más aun saber que va a ser también distribuida en DVD y Blu-ray.

En cuanto a la película en si, no deja de ser una propuesta irregular, con muy buenos detalles y otros poco explotados. La historia de amor entre los dos personajes con cierto grado de retraso mental, sobre todo ella, es algo cogida con pinzas o poco desarrollada, y el inserto de flashbacks tiene un problema extendido a muchos otras películas, la acción que se cuenta suele estar restringida a un corto intervalo de tiempo, lo que dificulta la veracidad de la historia a ojos del espectador. Otra cosa es que funcionen en si mismas las escenas, que lo hacen en determinados momentos como la secuencia en la comisaría, de una dureza y crueldad muy visuales.

Los platos fuertes de la película se circunscriben en general al principio y al final. En el segmento que abre la película tenemos varias escenas impactantes, sobre todo la muerte de uno de los policías en su casa y el interrogatorio del personaje interpretado por Juno Mak, muy logrados. Ya en el final, el climax entre los dos personajes antagónicos es extraordinario, si obviamos el final en si mismo, demasiado cogido con pinzas, que pretende ser transgresor y queda fuera de lugar, máxime comparado con lo precedente.

Pero en global sin duda una propuesta más que interesante que todo aficionado al cine asiático que pueda debería ir a ver y apoyar la labor de distribuidoras como Atrium y su esfuerzo por traernos este tipo de películas.

2 comentarios:

David Amorós dijo...

Pues sí, bienvenidas sean. Estoy de acuerdo con su tono irregular y con que al final gana bastante, aunque el tono general es aceptable sin mucho más. Un abrazo.

John Prskalo (Edgar Morton) dijo...

Exacto, interesante y se deja ver, pero no hay mucho más tampoco.

Un abrazo.