martes, 22 de septiembre de 2009

San Sebastián recordó "violación de Nanjing" con "City of life and death"

Las terribles ejecuciones y violaciones sucedidas durante la toma de la ciudad china por el ejército nipón, retratadas en la película del director Lu Chuan, sacudieron este lunes al público en el Festival español.

"City of life and death" es un crudo retrato en blanco y negro de la ocupación en noviembre de 1937 de la capital provisional de China por las tropas japonesas, que tras su toma se libraron a todo tipo de excesos contra los soldados chinos prisioneros y los civiles, lo que se conoció como "la violación de Nanjing".

"Esto ocurrió hace muchos años y la memoria va borrando los colores, por eso utilicé el blanco y negro. Además el negro nos ayuda a mostrar respeto a los que murieron en esa masacre", dijo Lu Chuan en rueda de prensa.

Hasta 300.000 personas murieron en estos hechos que el director chino ha querido mostrar con su crudeza, no ahorrando al espectador escenas de ejecuciones, violaciones, decapitaciones y un sinfín de abusos, pasando alternativamente del lado chino y del lado japonés a lo largo de más de dos horas de película.

"He utilizado la perspectiva del soldado japonés, además de la china, porque era la única manera de hacer una película objetiva", afirmó el cineasta, que confesó que el hecho de usar un punto de vista japonés ha sido muy polémico en su país.

Lu Chuan recordó, además, que durante su trabajo de investigación leyó diarios de soldados japoneses. "Para mi sorpresa, no eran las bestias que yo creía sino que también eran personas normales" empujadas a una situación límite, lo que lo motivó a tener los dos puntos de vista en su cinta.

El filme, muy aplaudido por el público, muestra asimismo los esfuerzos desesperados de un grupo de occidentales, entre los que destaca el empresario alemán John Rabe, por salvar a la población china.

Este directivo de la empresa Siemens montó una zona de seguridad que permitió salvar a más de 200.000 chinos de Nanjing, antes de que se le ordenara volver a Alemania, ya que sus actividades perjudicaban la alianza entre la Alemania nazi y Japón, en vísperas de la II Guerra Mundial.

(Fuente: www.ntn24.com)